El consumo moderado de frutos secos puede brindarle múltiples beneficios a tu cuerpo. A pesar de su alto aporte calórico y de grasas naturales, los frutos secos no se asocian a la ganancia de peso corporal. Múltiples estudios revelan que consumir pequeñas cantidades de frutos secos en nuestro día a día nos aporta el omega-3 necesario para mantener la buena circulación de la sangre y mejorar el estado de las arterias. Además, son ricos en fibra y contienen proteínas, las necesarias para mantener el correcto funcionamiento del organismo durante el día.

Es recomendable consumirlos al natural, no agregarle aceites u otros condimentos ya que puede ser dañino para la salud. Conoce cuales son aquellos que más pueden beneficiar a tu organismo.